viernes, 28 de agosto de 2020

Relatos colectivos: la imaginación en conjunto.

Como actividad celebrando el ya pasado 24 de agosto, "Día del lector", volvimos a tener la maravillosa experiencia de hacer un relato colectivo en redes sociales, y para mi sorpresa y agrado, se generaron 3 magníficas historias partiendo de una misma frase. Cada persona aportando su granito de magia extraído de su imaginación, logró que estos relatos quedaran únicos e interesantes.

Gracias a todos los participantes, que lo disfruten mucho.

Andrea

Relatos colectivos, de una frase a tres historias.

INICIO:

Esa noche, vientos de murmullos llegaban desde la profundidad del bosque helado.

(Imagen de pixabay.com)

Relato 1: Betina Bongianino|La luna se ocultaba tras las nubes en el cielo ausente de estrellas, tanta oscuridad era un mal presagio.


Nadia Ruiz| Aún así él se encontraba sereno, puesto que contaba con el beneplácito de la diosa desde su nacimiento, sin embargo no tentaba su suerte, fue bendecido pero no era inmortal.


Javier Arriola| Nunca había visto tanta oscuridad en el cielo, o al menos no tenía memoria de la última vez. Dirigió la vista al pequeño arroyo rodeado de piedras, siguiendo una luz incierta: era el reflejo de la luna que salía.


Paola Vallejos| Sabía que tenía que seguir su camino,no desviarse de su destino...pero la luna lo invitaba a bajar al arroyo y escuchar lo que el murmullo le decía.


Cecilia Laura| El hombre se acercó a la orilla, se quitó sus zapatos y procedió a meter sus pies en la orilla. El frío del agua le produjo escalofríos que, llegando hasta su médula, le alertaron de sus malos augurios internos. Buscando paz, sosiego y también deshacerse de sus brumas mentales, se desvistió e internó en el lúgubre espejo acuático, esperando lavar sus miedos.


Guido Méndez| Un ardor intenso se extendió por su hombro izquierdo: la vieja herida no había sanado como había esperado, y los recuerdos de la lucha se le hicieron tan vívidos como si aún estuviera en el campo de batalla.


Schemuel Carreon| Continuo desde el fragmento de Cecilia Laura:

¿Miedos? Sí, también sus anhelos, porque tras un día de duelo, ¿se puede permanecer impávido ante un reflejo que promete cumplir hasta sus mas íntimos deseos?, aquellos en que la lujuria, la ira, la envidia y la avaricia te impulsan a profanar incluso aquello que en sobriedad consideras mas sagrado.

Así, sumergiendo su extenuado cuerpo en el agua, observó su silueta desaparecer bajo la resplandeciente luna llena.


Gema Lutgarda| Hay heridas que van mucho más allá del quebrar del músculo. Hay heridas que rasgan el alma con más gravedad que un afilado cuchillo golpeando la carne. Van incluso, más allá de la cruel y necia injusticia de una guerra. Se tocó el hombro y deformó su rostro con un gesto de profundo dolor. Salió del agua y aspiró el aire gélido del bosque, escondió su cabeza entre los brazos buscando el silencio de su pensamiento. Un silencio que nunca llegaría…


Andrea V. Luna, escritora| Ya no eran murmullos los que llegaban desde el bosque, sino gritos de un pavor tan absoluto que solo ellos existieron por ese instante, porque tanto su cuerpo como sus propios pensamientos dejaron de ser para convertirse en la esencia pura del miedo.


Brenda Graziano| Cerró los ojos y decidió solo escuchar el sonido del bosque...

Comenzó a dar pasos lentos, así, con los ojos cerrados...

Esperando sentir el calor de lo incierto nuevamente, dejar atrás todo mal presagio...

Invadirse de la fría noche...

Relato 2:

INICIO:

Esa noche, vientos de murmullos llegaban desde la profundidad del bosque helado.


vallejospl

Podía sentirse un frío que cortaba la piel, esa misma sensación que había sentido aquel día…


walter.omar.casas

Sutiles y rápidos movimientos se adivinaban en las sombras donde la luna no alcanzaba con claridad.


andreavluna

El aire helado le erizó la piel... ¿O era el terror pánico que percibía al no ver más allá, dentro de las sombras profundas?


aguilaboreal

Cerré mis ojos y repentinamente una leve brisa rozó mi mano, luego mi rostro, no había dudas, algo querían decirme.


elsadelcarmenramirez

Voces monocordes de criaturas de otros tiempos, parecen replicar mi nombre llamándome.


matiasdangelo

-Ven con nosotros - Pidieron, aferrándome de las muñecas, tirando de ellas hacia una nube fantasmal. Me prometieron cumplir deseos y fantasías que yo anhelaba tanto en esa miserable existencia. Pero yo sabía que estaban mintiendo…


waltitotealimenta

Todo bastante extraño considerando que me encontraba en medio del Rosedal de Palermo…


andreavluna

"¿El Rosedal? ¡Imposible!", pensó sin saber de dónde había sacado la idea, porque sería locura y no promesas vanas las voces y los hechizos que había experimentado.


escritora.julieta.clara.crespo

De pronto, alcé la vista y lo vi: imponente y ostentoso, El Pabellón de los Lagos estaba allí. En un principio, solo me dejé deslumbrar por su belleza; sin embargo, cuando tomé consciencia de que esa coqueta confitería había funcionado hasta 1929, quedé estupefacta...


adriana_bracuto

Sin pensarlo, avancé a tientas siguiendo aquel murmullo que a cada paso se agigantaba y me iba helando poco a poco el corazón...


vaalll77

Y una vez más, envuelto entre hechizos, voces y nubes fantasmales; me encontré allí…


andreavluna

...entre el sueño y la realidad, sin saber a ciencia cierta qué era lo que estaba mirando, porque aquello parecía más la materialización de una pesadilla que la realidad a la cual acostumbraba llamar "mía".

Relato 3:

INICIO:

Esa noche, vientos de murmullos llegaban desde la profundidad del bosque helado.


  • Manu Gonzalez "Traían una extraña melodía... cómo un antiguo canto de guerra, presagiando tiempos de oscuridad y tristezas..."


  • María Elena Rangel "El jefe del clan recordó aquellas antiguas leyendas, que sus ancestros relataban, de extraños sucesos acaecidos en las profundidades de aquel milenario lugar..."

  • Lucerito Montero Cardozo "Por un instante, el tiempo pareció detenerse...los copos de nieve se mantuvieron estáticos, en cada rama; en cada hoja...pero no, era más extraño aún, el tiempo estaba retrocediendo,más y más...hasta que..."


  • Andrea Dorado "Que los copos empezaron a brillar ,como si su luz trajeran un mensaje de los ancestros, el jefe del clan empezó a sentir una calidez mientras con asombro y estupefacto veia lo que ocurría,de repente.."

  • Milagros Fortunasio "Parecía estar en un lugar que le resultaba familiar, como un recuerdo de la niñez de esos que no estás seguro si alguna vez estuviste o no. No obstante, algo, quizás las voces de sus ancestros, le decía que debía buscar y regresar para hallar las respuestas que necesitaba"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Me quieres dejar tu comentario?
Pasa por aquí...

¡Sígueme!