viernes, 14 de junio de 2013

Guardia española.

"No estaba soñando ni se trataba de presenciar una exhibición de esgrima escénica: esa era la realidad más pura cueste a quien le cueste creerlo… yo lo viví y no hay nadie en este mundo capaz de superar mi escepticismo de toda la vida… hasta que sucedieron aquellos acontecimientos que dieron origen a todo, cuando conocí a William aquel día en casa de los Nampëlkan.
Guardia española con espada ropera (imagen de la Web).

El cuerpo erguido, el brazo derecho, con la ropera en la mano, extendido en perfecta escuadra, la cabeza en alto y la mirada serena que intentaba suprimir toda emoción, proclamaron a gritos que sir William de Stonestep había sido educado bajo la estricta tutela de un maestro español. En un primer momento no pude ver con quién estaba aunque supuse, y Pedro me lo hizo notar también, que por fin había logrado enfrentarse cara a cara con don Luis de Rodrigues".

Luna, Andrea V. Cómo mejorar tu vida después de muerto. De joyas y guerreros 3 (en proceso de corrección).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Me quieres dejar tu comentario?
Pasa por aquí...