Juan Rodó en "Café entre libros". Parte II

sábado, 16 de noviembre de 2013

Silvina Zanetta: Vos dijiste hace un rato que te habías sentido como aquella noche en el Luna Park pero compartiste un elenco diferente: ¿cómo se ensambla? Porque los elencos fueron cambiando, son muchos años y vos “estás allí” (las chicas dicen[1] que no tenés remplazo, que sos un genio). Porque, me imagino, son otros tiempos, otros matices en las voces, otros movimientos… ¿Cómo hacés para acostumbrarte?

Juan Rodó: Mirá… hubo remplazos, de hecho, en los elencos siempre los hay pero nunca los usé; justamente por esto que decís: hay remplazos pero no hay remplazo… siempre hay anunciado alguien pero nunca sale o porque aunque esté enfermo salgo igual o porque se decide que si no estoy yo Drácula no existe porque de alguna manera uno entiende que está asociado a mi persona.
Silvina Zanetta: Sí, yo me imaginaba… porque en realidad uno piensa en Juan Rodó y lo primero que se le viene a la cabeza es Drácula. Obviamente hiciste muchas obras más… de hecho hay muchas preguntas (ya las vamos a leer, téngannos paciencia porque hay muchas) que están haciendo respecto a otros papeles tuyos. Hace un rato hablaste de tu experiencia en Varela, que fue hace unos poquitos días, y tenemos a Nadia Suárez que te escribe primero para agradecerte por dar tanta felicidad, te dice que fue a la función y quedó maravillada con la obra, con los vestuarios, con tu interpretación, que el conde le robó el corazón y que cuando quiso ir de nuevo estaban todas las entradas agotadas. Esto tiene que ver con la visión que se tiene, de pensar que es un musical y es puro talento; la gente que vive más lejos lo ve muy arriba, diciendo: “Es muy difícil que vengan a mí”, y sin embargo ustedes han girado en otras ciudades del interior. Y la verdad es que me parece fenomenal lo que hacen porque llegan a todo tipo de público: a mí me asombra ver a chicos muy chicos, adolescentes, gente grande… es una obra que te invita, que te mete dentro del mundo del musical que, desde antes de Drácula no estábamos acostumbrados. ¿Qué sentís vos cuando ves ese público tan heterogéneo que los sigue?

Juan Rodó: La verdad es que me siento privilegiado… lo puedo comparar con otros públicos de otras obras y la gente no se ha fanatizado ni se ha encariñado tanto como con Drácula… y la verdad es que esto sucede tanto con la obra como conmigo: yo me siento bárbaro, reconocido, es un regalo poder ser tan importante para la gente y saber que uno es esperado por la gente, que es querido… esto no lo tienen todos, los aplausos que me ha deparado siempre la gente es un regalo: por ejemplo, en ópera sucede muy poco, salvo con los muy grandes; hay siempre aplausos correctos pero no este amor casi infinito de la gente por esta obra.
Andrea V. Luna: Juan… ¿Qué tiene Drácula? Porque hay otros musicales, incluso de Cibrián y de Mahler con vos encabezando el elenco, pero Drácula tiene algo especial… porque después de haber visto la obra siete veces y con treinta y cinco grados de temperatura yo no sentía calor y se me ponía la piel de gallina igual. ¿Qué tiene Drácula de distinto que ves llorar a los espectadores pese a que muchos la han visto muchas veces?
Juan Rodó: ¿Qué tiene de distinto Drácula que no solo abarca a los adultos sino a los niños, a los adolescentes? ¿Qué tiene? (Risas) No sé qué tiene…
Andrea V. Luna: Es un misterio Drácula.
Juan Rodó: Es un mix de cosas… por un lado es una historia universal que todos conocen, una historia que tiene romanticismo, sensualidad y este misterio que es la posesión a través de la sangre, que es algo bastante potente: la temática de la sangre encierra varias cosas que tienen que ver con lo pasional: el instante de pasión combinado con el amor, con un personaje que, en este caso, no es monstruoso sino que es bello estéticamente y es como si fuera el galán de la obra (no porque yo lo sea sino porque está hecho así): tiene tal grado de estética que la gente hace empatía con él. Y una música que es única, que creo que es la mejor música de Ángel (Mahler), que es de uno de esos momentos de iluminación que tienen los autores y él lo tuvo con Drácula.
Silvina Zanetta: Es verdad: es escuchar la música y transportarte, y eso combinado con las actuaciones espectaculares que tienen a mí me maravilla, me asombra muchísimo. Nosotros tenemos el privilegio de que se reponga la obra y tenerla cerca de donde vivimos o verla haciendo un viajecito corto pero, tengo a Mariela Villegas que es una de las escritoras que ha pasado por aquí, por el programa y te manda un caluroso afecto; ella vive en México y lo que dice es: “Al señor Juan Rodó quiero mandarle mi más caluroso afecto por su proyecto pero lo que más quiero es preguntar: ¿cuándo traen a Yucatán la obra? Yo muero por ver la obra, lo observé todo por Internet pero no es lo mismo: si las actuaciones y las canciones me erizan la piel desde una pequeña pantalla de computador no puedo imaginar lo que provocarán conmigo en vivo. Son magníficos, mil felicidades.
Juan Rodó: México sería un lugar bárbaro, no sé por qué todavía no se dio… creo que hubo una posibilidad de hacerlo pero finalmente no resultó. Ojalá se dé, uno nunca deja de soñar la posibilidad de que Drácula trascienda más fronteras.
Silvina Zanetta: Sí, es una obra que se puede dar en cualquier país d habla hispana, incluso trasladarla a otros idiomas porque no tiene fronteras: la música es igual, suena para todos y la emoción es la misma para todos. Son esas cosas que a mí particularmente me emocionan porque desde aquí salió algo tan grande y hay gente de otros lugares que pide la obra.
Juan Rodó: Si eso es verdad, incluso hay argentinos que están en otros lugares y esta es una forma de conectarse con la Argentina, desde el hecho de tener a sus espectáculos y su gente.
Silvina Zanetta: Ahora te voy a sacar un poquito de lo que es Drácula porque Eme E. de Kelly te pregunta: “¿Qué ópera o espectáculo musical te gustaría interpretar que todavía no hayas hecho?”.
Juan Rodó: Te digo que musicales, varios… hay muchas cosas que tengo ganas de hacer: uno de ellos, el número uno, es Nine que es un musical de culto y es una de las obras que estoy tratando de gestionar para hacerla. La segunda sería Jekyll and Hide que es un musical muy amado con música bellísima. También me gustaría hacer otros musicales que son mucho más chicos y que son como un off de Broadway para apreciar otras obras que no son tan emblemáticas y que por eso no dejan de ser bellas.
Andrea V. Luna: ¿Te animarías a hacer algo que no sea un musical, lanzarte a la actuación directamente, sin cantar?
Juan Rodó: Animarme me animo, lo que pasa es que mi espíritu está en la música: para mí si no está el canto no le encuentro mucho sentido. Yo tengo mi filiación absoluta al teatro asociada a la música y al canto.
Andrea V. Luna: ¿Te ves escribiendo tu comedia musical ideal?
Juan Rodó: Jack el destripador fue para mí un modelo de comedia musical ideal.
Andrea V. Luna: Siempre estás rondando personajes muy fuertes y muy emblemáticos, si tuvieras que innovar, decirte: “A mí me gustaría ser…” ¿Qué, que no se haya escrito todavía?
Juan Rodó: Es difícil porque por ahora mis personajes están asociados a lo que ya fue escrito: me enamoro de los personajes a través de lo que ya fue compuesto.
Andrea V. Luna: Sos un gran lector…
Juan Rodó: Sí, y me gusta también investigar sobre lo que hay. Personalmente me gustan los personajes fuertes que tienen, también, su lado oscuro, misterioso… tuve muchas ideas para hacer nuevos musicales, soy más partidario de los clásicos. Aunque parece que, Drácula es una excepción, el público de clásicos ha disminuido muchísimo: la gente quiere ver comedias, espectáculos medio pasatistas y esto incide, a la hora de decidir hacer una comedia musical, en si la vas a hacer o no: podés tener una muy buena idea pero tenés que tener público… a veces cuando tenemos nuevos proyectos es algo que no dejamos de pensar: “A la gente, ¿le interesará esta temática?”; a veces uno hace lo que tiene ganas de hacer pero muchas veces el público no es el popular. Alguna vez pensé hacer un musical sobre Sansón y Dalila, que son personajes universales, y pienso en qué le interesaría a la gente ver en Sansón: uno tiene que captar eso, como captó Drácula en su momento…

Silvina Zanetta: …por dónde va la gente, qué es lo que puede llegar a emocionar, a impactar.
Juan Rodó: Exactamente, porque hacer un musical es algo realmente oneroso y se tiene que justificar hacer en nuestro país una producción importante.
Silvina Zanetta: Están todos los oyentes bombardeando a preguntas así que vamos a leer las todas las que podamos. Nadia Suárez nos dice que está feliz (están todos como locos en el evento) y te pregunta si pensás regresar con tu unipersonal o con Jack el Destripador.
Juan Rodó: Lo de Jack es una idea que está rondando desde hace tiempo aunque no sé si se va a poder realizar en el corto plazo, porque la verdad es que escucho la música y me encanta, me parece maravillosa y es una lástima que no se haga para que la gente la disfrute… es una idea que quizás se haga. Las canciones de mi vida también había una posibilidad de hacerla este año pero, por compromisos que tuve, quedó de lado y sería, obviamente, con nuevo repertorio… cuando salga se van a enterar.
Silvina Zanetta: Tenemos gente en escucha desde España y, lo mismo que dijo Mariela, va para allí también: preguntan si hay alguna propuesta para hacerla en Madrid o en alguna otra ciudad.
Juan Rodó: Hay una idea que se está armando para hacerla en Estados Unidos, Ángel Mahler está detrás de esa idea. Lo que sí, aprovecho para contarles, estoy a punto de iniciar un nuevo proyecto que tiene que ver con un musical argentino que se llama Pasos de amor y que se va a hacer en el teatro El Nacional a partir del 8 de enero. Es un musical que es nuevo, es un estreno mundial: la música es de Gabriel Senanes, que es muy reconocido en el ambiente; está producido por Fernando Marín que es un gran productor televisivo y su autor, Rafael Jijena Sánchez, con dirección de Daniel Suárez Marzal, dirección musical de Gerardo Gardelín. Es una obra que creo que va a aportar mucho porque por lo menos propone algo nuevo, una temática hasta ahora no planteada, te diría más humanista. Me parece que es una propuesta de alta calidad y es lo que voy a hacer en el corto plazo.



[1] Las que participan del evento en Facbook creado para dejar comentarios y preguntas.

0 comentarios

Publicar un comentario

¿Me quieres dejar tu comentario?
Pasa por aquí...

Eldir hijo de Liam

Si te gusto vota por este blog aqui:

sito

Mis novelas.

De joyas y guerreros

Disponible en ebook en www.marcelmaidana.com

Entrevista desde España.

Entrevistas en el Saloncito. La Universal. 23/7/14

Selfies con Eldir y más...

Páginas vistas en total

Google+ Followers

Notas y Entrevistas

Notas y Entrevistas
Para leer y escuchar.

Premios y menciones...

Premios y menciones...
...para este blog.

De Joyas y Guerreros

De Joyas y Guerreros
Preview de la 1º Ed. impresa (agotada), aquí.

Reseña: De Joyas y Guerreros

Pasión por la Literatura Fantástica.

¿Qué es el Fantástico? Bien, lo Fantástico radica en la “vacilación común al lector y al personaje, que deben decidir si lo que perciben proviene o no de la “realidad”, tal como existe para la opinión corriente” (tales las palabras de Tzventan Todorov). La duda, entonces, es lo que define al género… tomar una decisión sobre la naturaleza de los acontecimientos (realidad, sobrenaturalidad) es salirse de sus parámetros y adentrarse en algo, como se dijo, bastante diferente.

¿Qué me inspira? No hay nada específico: un sentimiento, una idea, algo que decir... hasta una apuesta con mis alumnos terminó en una poesía hecha con ellos que a mí me gusta mucho y estaba basada en una imagen... puede ser un paisaje... no sé, ¡un beso! En general, es la necesidad de expresarse que te mueve el alma desde adentro... y crece hasta que explota en mil ideas... Me gusta jugar con las palabras y ver cómo suenan, cómo se modelan, aunque a veces se pongan algo ariscas y me cueste escaparme de las cacofonías con las que se encaprichan: ritmo y cadencia también son parte de la narrativa.

Facebook

Seguir por Email

Buscar en este blog

HESÍODO

HESÍODO
Todos mis libros aquí.